Periplo Suerense

¿Te gustaría saber que ocurría en Sueras hace unos miles de años?. O …. sólo hace 100: ¿Cuál era la Plaza de Alfonso XIII?. ¿Qué cosechaban nuestros antepasados en 1.795?.¿Cuantas familias había en Sueras?,¿Cuántos habitantes entre 1.900 y 1.990?. ¿Cuántos nombres de fuentes de Sueras conoces?. ¿Que relación tiene Çuera con el Valle de Segó, Martín I el Humano y María de Luna?. En adelante tendrás respuesta a estas preguntas y asimismo, como si fueran noticias, datos sobre nuestro entorno y nuestra Comunidad.

 

Siempre he querido escribir una novela histórica sobre Sueras, al estilo “Periplo escandinavo” de Jensen, aunque más ceñida a los hechos históricos reales, ya que, aunque no soy historiador, sí que me han interesado siempre los libros de Historia, de Geología, Botánica, otras Ciencias Naturales y Lengua, referidos a nuestra provincia, de los que tengo bastantes en este Desván, y porque nuestro valle es un lugar ideal para que hubiera asentamientos desde el principio de la humanidad, con un lado húmedo en la umbría, formado por losas y tierra de rodeno, rica en hierro, caliza tipo maestrazgo y una parte de arcilla y otra ladera más seca, en la parte más soleada. de todo tipo de calizas (ocres, amarillas con oxido férrico, porosas) que propician grandes cuevas para vivir como así ha sido casi hasta nuestro tiempo.

Caza en abundancia, hasta no hace muchos años, barrancos cerrados, donde esperar a que se acercaran manadas nómadas de animales salvajes, emboscarlos o cazarlos vivos. Plantas, frutos, setas y tierras al lado del río, donde cultivar árboles y hortalizas, un clima suave todo el año y mucha y muy buena agua.

Conducto de agua en Cavallera
La Font del Riu

Vamos a recordar algunas de las fuentes que hemos conocido, alguna de las cuales ha cambiado de curso, pero sí que hemos bebido su agua o jugado con la misma y, por distintas circunstancias ya no podemos encontrar:

Vierten al Valle Sur: Font Seca, Dels Felipos, Font del Porc, Ullals, Castro, Canaleta, Molina, L´Avellaner, La de Agustín, D´els Cachorros, D´els Castillos, D´els Perdigueros, Gabach, Atalaya, Gamellons, de la Campana, de la Teula, de la Anouera, Reguer de les Barraques, del Pinar, Bocamina, del Vale, de Girona, Fonteta de Masso, del Riu, de la Figuera, la Foradá, els Genaros, La Solsida, Palmeral, Murta y la Paloma.

JCarlosPA2
Sentimos la necesidad y atracción del agua.

Vierten al Valle Norte: D´els Simons, Baseta, Cantalobos, Corral Blanch y Garrofera.

Todo ello nos permitiría dejar volar nuestra imaginación y pensar lo fácil que sería vivir aquí homínidos similares a los que vivieron en Atapuerca, aunque no se hayan encontrado vestigios, si los hay en lugares muy cercanos, donde los han buscado y hallado. No olvidemos que Atapuerca se conoció de casualidad, mientras una compañía inglesa hacía el tendido de las vías de un tren, que nunca se llegó a terminar.

Con la llegada de otros pueblos más avanzados, aprendieron a cultivar los árboles que siempre han tenido un lugar en nuestros montes: la vid, el olivo, el algarrobo y, más tarde, las higueras, frutos secos, trigo e incluso llegaron a llenar las huertas con moreras, para criar gusanos y producir seda, etc … Tal y como llegaron los fenicios, griegos, romanos y árabes, producirían productos fáciles de intercambiar con ellos y ser cada día más prósperos.

Quizá, con tantas facilidades, hasta sería más fácil escribir un “periplo” más rápido que el que escribió el Premio Nobel de 1.944, que tardó 12 años en desarrollar una evolución humana, en un lugar tan frío como Escandinavia, que convirtió en una selva amazónica, hasta llegar a Cristóbal Colón; aquí, al menos, estamos más cerca de Palos.

Imaginación y lirismo sí que le puso, pero poco rigor científico. Sin pretender menoscabar su trabajo y mucho menos su premio, pobre de mí, poder aprender algo del desarrollo de la humanidad en sus siete tomos, lo veo harto difícil (Periplo escandinavo o El largo viaje 1908-1922), una epopeya Histórica que narra la historia de la humanidad desde la época glaciar hasta Cristobal Colón. Está compuesta por seis volúmenes: Det tabte land (La tierra perdida), Broeen (El glaciar), Norne-GæstCimbrernes Tog (La caravana cimbria), Skibet (La nave), La Catedral y Cristóbal Colón), como en  las novelas históricas o, incluso, en escritos de algunos historiadores con intereses en divulgar hechos, a veces, imposibles.

Escultura de bisonte en la Pza. del Ayuntamiento de Santillana

Decía: el hombre en lugar de cazar rumiantes, cazaba ratones y gusanos. Con los ungulados, según Jensen, hacían lo siguiente: “El hombre hacía rabiar a las bestias de media alzada (vacas, ciervos, caballos salvajes y demás herbívoros). Seguia diciendo: ¡Cuantas veces  se ve el espectáculo de una res huyendo a galope con un hombre colgado del rabo!. En tales casos suele producirse un escandaloso alboroto entre el rebaño humano: de su garganta brotan una especie de aullidos entrecortados; les divierte ver a una mansa criatura, convertida en víctima de sus travesuras”. Mi amigo Christian, de Aalborg debió ser el segundo danés que vino a fiestas de Sueras: seguro que lo que describe el Premio Nobel, en su periplo, es una entrada de vacas de “Parret”, aunque no sé si en 1.908 ya subía el ganadero de Villarreal.TorosSuerasPA

Hablando de los humanos silvícolas en Dinamarca: “Al paso del elefante se tiraban literalmente panza en tierra, con el más sumiso acatamiento; era preciso que se viera palpablemente que nadie se alzaba contra el gigante, de tal modo que el gran paquidermo tiene que posar su pata, con gran cuidado para no aplastar aquel obsequioso rebaño humano tendido en la tierra”. Que se lo digan a los mamuts que se han encontrado congelados bajo la nieve y que eran cazados por los hombres cubiertos de pieles. Desde luego uno de ellos no hubiera levantado las patas tan grácilmente para no pisar humanos, aun siendo rubios y de ojos azules.

Cinco libros después aparece Cristobal Colón y los Pinzones, aunque uno menos, y vuelve a describir algo de toros; esta vez una corrida un tanto singular con la suelta de un toro en medio de una plaza de mercado y llena de gente que huye despavorida y entran unos jinetes que lancean al toro, que mata algún caballo y llega un hombre con un trapo en una mano y una espada en la otra, se acerca al toro y le mete la espada en medio de la cabeza. ¡Vaya fuerza debía de tener aquel titán, para meterle una espada en la testuz!. Ese hombre (torero sin decirlo Jensen) se pasa esa noche bebiendo, supongo con remordimiento por haber matado un toro, pues al día siguientes debe subir a una de las tres carabelas. No quise ya conocer sus aventuras en su singladura hacia el Nuevo Mundo y si daba la primera corrida en Méjico. Mientras leía cosas de vikingos, ingleses, árabes, etc…seguía la lectura de prosa y poesía floral de Jensen, pero al llegar a una época, hechos, situación, etc… conocidos por nosotros y que eran diferentes a lo que aparecía en el libro, paré.

Compré este tomo de Premios Nobel (entre otros) donde aparece esta obra, en 1973, que incluía  Quo vadis de Henryk Sienkiewicz, otro autor de novela histórica, pero este sí que cuenta su historia basándose en personajes (Petronio, Nerón, San Pedro, San Pablo, etc…) y hechos históricos (incendio de Roma, crucifixión de Pedro, etc…), donde aprendes en cada línea que lees, aunque sabes que es una novela. Mi periplo lo hubiera redactado de este modo: novelado, pero basándome en hechos históricos, que hubieran podido suceder como quería describirlos.

He escogido este libro como ejemplo un tanto grotesco, pues aunque en Escandinavia pudo haber selvas, no coincidiendo con humanos, ni hay restos de homínidos de la edad de piedra, como los hay en África, India, Indonesia Francia o España. Simplemente sitúa el nacimiento de la humanidad allí, porque él es de Dinamarca y sigue el desarrollo por el mismo motivo, pero eso mismo hacen algunos historiadores realzando su propia cultura cercana; pueblo, gentes y sucesos cuando un hecho histórico es de dudosa localización. En seguida dice que eso ha ocurrido en su pueblo o es de su pueblo o son sus antepasados, aunque, algunas veces, las evidencias sean contrarias a sus deseos.

Hay una zona sobre las huertas de Cavallera con el nombre de “Reguer de la Calera” y a unos 300 m. hay otra.

 

 

 

 

 

 

Otro ejemplo: Si un historiador de Onda ve en los escritos de la Corona de Aragón que, en nuestra zona, hay una alquería de nombre Cavallera, junto a un lugar donde hacen “teules”, en seguida dice que Cavallera está en Onda y en el mismo libro dice un poco más adelante que está cerca de Tales y su Teulería, pero es de Onda, para al final reconocer que en Sueras y cerca de Tales, hay un lugar llamado CABALLERA “aunque solo queda su nombre”, sin siquiera saber que cerca hay una Taulería:

1º No sé porque lo escribe en B, cuando los demás historiadores, tanto en el documento de cesión de Jaume I a Bernat de Juneda “para repoblar con sarracenos sus heredades ubicadas en las alquerías de Artesa, Tales y Cavallera”, como al describir que está en el actual término de Sueras, lo escriben con V); como es de Onda quizá quiere diferenciar una Cavallera en Onda de otra Caballera en Sueras.

2º Decir que solo queda el nombre es porque ni siquiera se han tomado la molestia de visitar esa partida nuestra, donde podrían ver los restos de nada más y nada menos que dos molinos, al menos dos caleras, unas ruinas de más de diez casas, algunas aún encaladas, con techos de losas de piedra, etc…Según otros historiadores Artesa no llegaba a doce casas, pues de otro modo el Cadí hubiera construido una mezquita. Aquí debieron haber más. ¿Porque habían en nuestra Cavallera dos caleras, si los ribazos y las casetas de labor se construían con piedra seca?; digo yo que sería para construir y pintar casas.MoliSolanaCavPA.jpeg

Tampoco no sabe que hay restos de dos molinos: ¿solo queda su nombre?, entonces para que dos sí en otras alquerías cercanas ya había más, sino era para comer sus habitantes (debajo de la Taulería frente a Sueras todavía hay uno, aunque más moderno) . En aquel tiempo Artesa, Tales y Cavallera pertenecían a Onda, porque se utilizaron como morerías de ese pueblo, pero está y es una parte de Sueras y, además, aún hay restos de casas, aunque, como en otras alquerías, sus piedras se utilizaron posteriormente para hacer bancales, como es el caso de uno de los dos molinos y por ello queda poco. (Lo mismo queda de alquerías o pueblos como Sauden, Benalises, Xinquer, Castro, etc…)

 

Este molino lo compraron unos vecinos de Tales, a principio del siglo XX (antes de la guerra, según el señor más anciano del pueblo) para tener derechos sobre las aguas de Sueras, ampliando los bancales que tenían en término de Tales, utilizando las piedras del edificio y dejando la balsa y la maquinaria del molino (como podréis ver en las fotos), para seguir teniendo derecho a recibir agua que desviaban a sus bancales en Tales.

Ahora vemos es una caseta de Cavallera con techo hecho de grandes piedras calizas, como si arriba tuviera antes un piso.

 

El colmo es que si el historiador es de Artana o Eslida, Cavallera está en su pueblo, aunque no haya ningún lugar con ese nombre. ¡¡¡Ostras!!! Aquí tenemos unos nuevos Jensen. Igual pasa con Benissulema: aunque su nombre vaya ligado en varios documentos, antes de la carta puebla del 29 Mayo 1.242, confirmada por Pedro II de Valencia y Pedro IV el Cerimonioso de Aragón el 5 de Enero de 1.343, a Çuera, y aquí, en nuestro pueblo existe una partida con unas ruinas de casas, y algunas aún enteras, pozos, fuentes, campos, caleras, etc… con el nombre actual de Benalises, cualquier pueblo de la Sierra Espadán se atribuye su propiedad, incluso en Alicante o Andalucía, quizá había varios pueblos con el nombre de Benisulema, como los hay con el de Pedralba.

Bonito nombre: Pedralba. Quizá en latín sería Petra Alba: Piedra blanca. También existe aún parte de un pueblo, citado como alquería de Çuera, denominado Castro, Castrum en latín, donde un amigo, que estudiaba fuera del pueblo, como yo, y, en verano, con catorce o quince años, teníamos tiempo libre para hacer observaciones en las ruinas y restos de dicho pueblo, donde había una casa, en perfecto estado, aunque abandonada, pero que nos servía de refugio, durmiendo en sacos en el suelo. Pudimos ver en los ribazos hechos sobre el camino que llegaba al cercano Castillo de Mauz, que se utilizaba de cañada, piedras talladas algunas con una forma que seguro se utilizarían como arco románico, desde luego anterior a los sarracenos.

Castillo de Mauz

Para mi “periplo” imagino, porque no, que la cercanía de Pedralba y Castro podría ser el Castrum Album de Asdrúbal, con un riachuelo al lado, fuente caudalosa en el mismo pueblo, balsa de riego junto a la fuente, cerca de un pequeño otero fortificable, desde donde se divisa el mar: desde el Torreón Bernat, Castellón, Burriana, Castillo de Onda, incluso, en días claros, lugares moros más lejanos, a pesar de ser el monte más pequeño de la Sierra Espadán, con un barranco de les “lloses” al otro lado del riachuelo, piedras de rodeno rojo, que, además de para construir, según el botánico Cavanilles que vino a Sueras más o menos en 1.790, ya buscaban desde los fenicios, romanos y

Buitre como los que habitaban la Buitrera de Sueras

bárquidas (Amilcar,Asdrúbal, Anibal) por sus componentes metálicos y, aunque las minas no eran muy rentables, si se pueden hallar algunas en nuestra Sierra Espadán. Imaginaros lo entretenido que sería leer una saga desde los íberos edetano-suerenses hasta nuestros días, bueno edetanos lo que se dice edetanos también es según el historiador que consultas. Según Balbás en el Libro de la Provincia de Castellón, premiado por Lo Rat Penat en 1.889, “Ilercavonia (desde el Ebro al Mijares-Idubeda de los romanos), Edetania (del Mijares al Júcar) y Celtiberia (a partir de Segorbe y Sierra de Espadán hasta Alcañiz y más allá de Zaragoza). ¿A partir era la frontera?.  Nos deja con la duda de si estaba dentro de Edetania o no.

¿Porque Castrum Album no pudo estar aquí?. La que más se adjudica serlo es Alicante, pero era Lucentum y no tiene río, otra Elche de Alicante y Elche de la Sierra, ídem ídem, Almenara (porque decía que Tito Livio le llamó Castrum Altum, supongo que alguien de Almenara, pues la mayoría de historiadores lo niegan), Peñíscola, Sagunto y así hasta decenas de pueblos desde Soria, hasta Sevilla, pasando por Albacete (con un pueblo que tiene página en Facebook a tal fin), muchos sin rio, ni recursos minerales, ni cercanos al mar, donde se acercaban los fenicios para comerciar (raramente se adentraban mucho en tierra, si tenían cerca de sus naves posibilidad de negocio).

Y cosechas si que habían porque, ya que he citado a Cavanilles os voy a detallar que nos dejó escrito el célebre y viajero botánico. Escribiendo desde Ayodar decía:

Ruinas de Cavallera

 

Tal aspecto estéril y desierto presenta el suelo de Ayodar; hasta entrar en el término de las dos Sueras alta y baxa, que tiene casi dos horas de diámetro. Aunque montuoso y áspero como los antecedentes, sus activos colonos aprovechan cuanto es capaz de cultivo.

Es a la verdad más templado su clima, puesto que allí viven los algarrobos: tiene también un riachuelo que fertiliza muchos campos pero sin la industria y sin el trabajo ímprobo de sus dueños, ni el secano se vería como actualmente cubierto de higueras, viñas, olivos y algarrobos, ni las huertas parecerían bosques de moreras y vergeles útiles. Concluidas las guerras de, sucesión no llegaban a 70 los vecinos, que hoy son 165 (al hablar de vecinos se refiere a familias, entre 4 ó 5 miembros). Este aumenro prueba que el suelo rinde mucho quando hay aplicacion y constancia. Los frutos de ambas Sueras son 4oo cahices de trigo, 110 de maiz , 2@ cántaros de vino, 6oo arrobas de aceyte , 5@ de higos , 6@ de algarrobas , 1300 libras de seda, varias hortalizas y legumbres. . (no he podido saber que medida era @, ¿quizá diez mil?), pero si que voy a completar algunos datos sobre los habitantes de nuestro pueblo.

 

Evolución de los habitantes en Sueras desde 1.900

A Ñ O:  1.900  1.910  1.920  1.930  1.940  1.950  1.960  1.970  1.980  1.990

Sueras   1.291  1.206  1.191  1.146     864     934     819       646     598     590

Siguiendo el relato, hay historiadores de algún pueblo o ciudad que, aunque en libros, estelas de piedra, monedas, etc… sepan el nombre antiguo de su ciudad, hacen como los de Alicante:

se apuntan a todos los nombres citados en la antigüedad:

(Castrum Album, Akra Leuke, fundada también por Amilcar, Lucentum, etc…) La segunda en acumular nombres es Peñíscola: Chersonesus (citada por Estrabón como significado de Península), Castrum Album también, Tyrichas (otros dicen que es Tirig, Tortosa, etc…).

Poblado íbero

Aunque los pueblos que estaban en la Vía Augusta son fácilmente identificables: por los miliarios hallados junto a las mismas, monedas, etc… no se conforman con  un sólo nombre. Cuando no había una Vía cerca es un enigma para elegir, a veces, entre siete u ocho historiadores, donde estaba una ciudad u otra,  como Morella (Bisgargis, aunque las monedas encontradas en el Mas dels Frares indican que Bisgargis era Forcall), Castra Alia (Morella, según los nacidos allí u otros pueblos de Tarragona, pues Tito Livio cita que estaba junto al Ebro), etc… Incluso en las poblaciones junto a la Vía Augusta, identificado el nombre por los escritos, con detalle de distancia al pueblo anterior o siguiente, se apuntan a todos los nombre posibles, como en el caso de Segóbriga (Segorbe también quiere ser Oleastrum). Estrabón cita varios nombres entre el Ebro y Sagunto: Oleastrum según los Tarraconenses es Hospitalet, a pesar de citar que está antes del Ebro, los de Alicante dicen es Guardamar y los más lógicos que estaba en la Sierra de Espadán; ahora falta saber en qué pueblo. Hasta Onda, que está bastante claro y coinciden muchos de los que he leído en ello, que su nombre era Sepelaco (que significa lugar hondo u hondura, que estaba cerca de un puente que cruzaba el Idubeda-Mijares), hay quien dice que es Bechi, Burriana (aunque digan que es Buris-Anna), Villarreal y hasta Castellón (cuyo nombre se cita en la vías como Castalia).

Podría seguir un montón de páginas más, pero, para que os hagáis una idea ya vale el ejemplo y eso que hay muchos historiadores antiguos, escritos, esquelas en piedra, incluso los famosos Vasos Apolinares en los que está grabado el itinerario de Cádiz a Roma. Nada más pasar Sagunto aparece Noulas, que casi todos identifican con Nules, por donde pasaba la citada Via Augusta; pues bien únicamente Saavedra dice que es Onda, el mismo que dijo que Sepelaco era Bechi. En resumen: puedo imaginarme que en Sueras se vivió igual que en cualquier lugar con condiciones para ser habitado, fácilmente y desde siempre y a lo mejor me acerco más a la verdad que algunos.

Fachada delantera de la Catedral de Valencia. Detrás está L´’Almoina

Mientras en el ordenador voy escribiendo mi “periplo” os voy a citar algunas historias reales, obvias, documentadas, descritas por gente que contaba lo que veía, con fotos, scaner, etc.. de los hechos acaecidos en nuestro entorno. Algunos datos ya los he facilitado en noticias del desván como la poesía romance de los mozárabes valencianos, copia y traducción de la carta puebla de Jaime I del 1242 y su referendo por el Rey Pedro II cien años más tarde (ambos escritos publicados en el Libro de Fiestas de 1.987, el año que fui Presidente de la Comisión de Fiestas) y algunas páginas con escritos, cartas, fotos, recortes de prensa, incluso documentos manuscritos y también registros judiciales, escrituras, estatutos originales y firmados.. Además es un buen ejercicio el leerlos, para estimular el cerebro aunque creo que el que más lo estimulo soy yo, buscando, releyendo, quizá pensando que así no tendré Alzeimer, pero está demostrado que o lo tienes o no, aunque me lo paso muy bien estando frente al ordenador.

Ah … la plaza Alfonso XIII es la misma que antes se llamaba Mayor, en la Repùblica no lo sé, pero lo averiguaré, después de la guerra se llamó Plaza del Generalísimo y ahora vuelve a ser plaza Major.

 

Parte posterior de la Basílica y estanque de L’Almoina, debajo está la Valencia romana.

Recopilando datos para el periplo, aquí van unas referencias a Valencia:

Ruinas romanas de Valencia, bajo la Plaza de L’Almoina, donde puedes ver : Termas, Horreun, foro, baptisterio, necrópolis, Alcazar, etc…

Hay que remontarse al año 138 a.C. Cuando el cónsul (de Hispania puntualiza el historiador, pero el cónsul lo era de ROMA estuviera en España o en la Dacia) Décimo Junio Bruto concedió unas tierras y campos a los soldados que habían luchado en las campañas Lusitanas. Se trataba de una aldea en la costa del levante en una ruta comercial, vía Augusta, que unía Cádiz con el norte de la península por el mediterráneo. La llamaron ‘Valentia Edetanorum’ y la instalaron en lo que por entonces era una isla en el río Túria. Se puede visitar el cruce de las calles principales, donde se efectuó el rito de creación de Valentia pues se ha encontrado un pozo de 3,29 metros de hondo, con las vajillas, jarras PARA VINO, AGUA, CERVEZA Y SALSAS DE PESCADO,  así como los restos de los animales sacrificados, todos de menos de un año: CERDO, TORO, OVEJA, CABRA Y GALLO en honor de algún Dios acuático, no olvidemos que la población estaba rodeada de agua, lo que facilitaba su defensa. Todos estos restos debidamente enterrados, según las costumbres de los itálicos del Sur, de donde eran los veteranos que fueron los primeros pobladores de Valencia. El hórreo era de grandes dimensiones, sito en el centro de la ciudad, para estar mejor resguardado. Las termas fueron las más antiguas de España e incluso fueron utilizadas en época árabe.

Hasta el siglo V d.C. la ciudad es destruida y reconstruida en diferentes ocasiones. Hasta que llega la decadencia  del Imperio Romano. Entre los siglos V y VIII existe un tiempo de conquistas y guerras por toda la península entre los pueblos bárbaros, suevos, alanos, vándalos y más tarde los visigodos, quienes dominaron la ciudad de ‘Valentia’ hasta el siglo VIII

¿Sabéis algo del Valle de Segó?

El Valle de Segó (en conjunto, sin especificarse territorio o poblaciones) pertenecía al patrimonio real en tiempo del rey Pedro VI de Aragón (II de Valencia) (el que nos confirmó la carta puebla de Jaime I), el cual creó el Condado de Jérica (6 de julio de 1372), incorporando al mismo el Valle de Segó (Les Valls), junto con Çuera, Fanzara y la Vall de Uxon, para regalárselo a su segundogénito Martín (que acabaría reinando como Martín I el Humano), quizás como obsequio por sus esponsales con María de Luna(13 de junio de 1372)

Otra referencia a Martín el Humano:Castell2PA.jpeg

El siglo XV es, sin duda, el primer siglo del esplendor del reino de Valencia. Nuestro reino, gobernado por Martin I, el Humano, rey de Aragón, de Valencia, de Mallorca, de Sicilia, Córcega y Cerdeña, y conde de Barcelona, del Rosellón y de la Cerdaña estaba a la cabeza de todos los territorios de la casa de Aragón. A principios del 1.400, cuando Barcelona no pasaba de 20.000 habitantes, Zaragoza 18.000, Mallorca, 15.000 y Perpiñan 12.000, la ciudad de Valencia contaba con 90.000, una cifra muy superior a la suma de todas las capitales de reinos y condados aragoneses juntos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.