Programas de los 50

¿Quieres conocer como eran los primeros programas de fiestas de Sueras? Este es el primero impreso y que en estructura, contenido y anuncios es como los actuales, aunque ahorrando en espacio y papel, pues eran otros tiempos. El siguiente será el de 1.957 y el tercero y último el de San Blas 1.960.

PROGRAMA DE FIESTAS DE 1.956

Portado56PA

Además de incluir el programa tal cual, lo amenizo con fotos de ese mismo año, de los actos que se realizaron, de las obras que hizo el Ayuntamiento, con mi padre como Alcalde, y se inauguraron ese año y de las que comenzó a realizar gestiones, para conseguir que nuestro pueblo tuviera más infraestructuras. Aunque fueron indudables mejoras (alcantarillado, agua potable, escuelas y casas para los maestros, alquitranado de las calles, etc…), que le costaron muchas pérdidas personales, por tener que dejar su trabajo en Castellón, para dedicarse de pleno a la Alcaldía, y vivir sólo de la tienda; recibió crueles críticas. Así, a unos les parecía que el alquitranado era muy fino, por lo que se matarían todas las caballerías por causa de los resbalones de las herraduras, (ojo que la grava eran piedras de rambla, como se puede ver en las fotos). Otros decían que nadie se pondría el agua corriente, porque hacía falta para regar (os suena la cantinela), o porque sería muy cara, (si vivieran ahora y vieran las facturas de Facsa, se volverían a morir), etc… unas estupideces que ahora causan risa, pero entonces te hacían la vida imposible en la tienda, porque dejaban de venir a comprar. Así hasta que cuando se fue a Barcelona, para resolver asuntos personales de la casa de mi abuelo y, una vez allí y trabajar en lo que le gustaba, que era la música, donde era reconocido, bien pagado y agradecido, nos quedamos. Estando en Barcelona aún lo mantuvo el Gobernador Civil de Castellón, el año siguiente, como Alcalde, pues se resistía a darlo de baja, por lo que había un flujo constante de correos y algún viaje a Castellón hasta que, mediante una carta, le instó a que le diera de baja, porque no podía seguir así. En este tiempo, en que sólo unos pocos sabían que aún era el alcalde, pudo ver que los que más protestaron fueron los primeros en apuntarse a las mejoras, al ver las ventajas de las instalaciones. Claro que ellos no tenían que ir a por agua a las fuentes y lavar al río.

1y2-56PA

3y4pag56PA

Traducción hecha por el Padre Simón de la “Carta Pobla de Sueras”, que, en realidad, es una carta de Donación. Entusiasta de la historia, conocedor de las lenguas utilizadas en nuestra Comunidad, fiel seguidor de todo lo que se publicaba referido a Sueras, recopilando escritos, publicaciones, anuncios, que mi padre la hacía seguir, allí donde estaba. Si este archivo llegó a sus sobrinos, será una muy buena referencia para la historia de Sueras. Yo tengo algunas copias que, una vez enviadas al Padre Simón y localizadas por éste en la Hemeroteca Nacional, las devolvía a mi padre, y espero poco a poco poderos ofrecéroslas. Este no sería el primer documento sobre Sueras ya que, buscando escritos para la revista Çuera, del Club Cultural, al localizar yo citas anteriores, sobre los poblados de la Sierra de Espadán (Jinquer, Çuera, Pelmes, Cavallera, Benisulema, Castro y su Castillo, Ahin, etc…),  en libros sobre el Archivo de la Corona de Aragón, se los referí a el, para que me consiguiera copia de los originales, que entonces estaban en Poblet y compartiera sus descubrimientos conmigo, como lo hacía con mi padre. Por eso tengo fotos y copias de documentos muy antiguos, que llevan su firma o su letra. A continuación podéis ver un recuerdo de los 500 años del primer libro impreso en España, precisamente en Valencia, en 1.474, con los comentarios a mi padre y la portada de una edición, que poseo en mi desván. Es una recopilación de 45 poemas de 40 escritores, con parte de su curriculum, la inmensa mayoría valencianos, en un certamen literario. De muchos de esos escritores sólo se conoce la parte incluida en esta obra, pues sus escritos no han llegado a nuestra época, y del original sólo un ejemplar completo, que está en la Universidad de Oviedo. Otro está en Valencia en malas condiciones de conservación e incompleto.

 

De entre los documentos cuyas citas encontré entre las Bibliotecas de Villarreal (ya iba a la que estaba situada donde ahora está la plaza del Ayuntamiento) y en la de Castellón (en la calle Mayor), estaba la “Carta de Gracia y Seguridad” del 29 de Mayo de 1.242, la que podríamos decir que si que es la verdadera Carta Puebla de nuestros pueblos, escrita en latín y cuya referencia y traducción incluyo al final de este “Libro de Fiestas” El 5 de enero de 1343, o sea que ningún habitante fué pasado por las armas, como algunos dicen. Pedro el Ceremonioso confirma la carta puebla concedida por el monarca Jaime I el 29 de mayo de 1242 a la Sierra de Eslida: Aín, Veo, Jinquer, Pelmes y Çuera, dándoles su caracter de pueblo (aljama) y su relación con sus alquerías. Ya no eran Çuera, Benisulema, Castro, etc. sino Çuera y los demás ya se consideraban alquerías. Y así lo serían hasta que se levantaron en armas, los moros, trescientos años después (1.525). Digo los moros solamente pues los habitantes de nuestro pueblo incluía a mozárabes (como denotan los restos cerámicos hallados), que no abandonaron sus tierras, en mayor o menor número, y según la zona, y de judíos, a pesar de la invasión, que aquí fue pacifica y no hubo ni matanzas ni expulsiones. Dentro de la carta puebla están citadas como deben ser las relaciones entre estas diferentes gentes.

Me gustaría tener uno que encontré, donde se relacionaban los pueblos que formaban Sueras (Pelmes, Castro, Benisulema, Saudén, y Çuera), cuando fueron al encuentro del Rey Don Jaime, a la zona de Jérica, para rendirle vasallaje y con el detalle de los presentes que le ofrecieron. Fué cuando acudía a conquistar Valencia con su tropa de Aragoneses, Navarros, Cántabros, etc… y una pequeña parte (un 2 % de catalanes, al dar la orden de no entrar en Valencia “a sangre”, al no haber botín vinieron sólo unos pocos). Lástima que se lo remití al Padre Simón muy tarde y no tengo copia del original. Al final de este artículo hay un detalle de la carta puebla de 1.242..

carrerdelretorpa-jpg

CasaFelicianoPA

A las 13 horas del sábado se inaugeneralAbriatPAguró esta obra muy criticada porque, decían, el asfalto era demasiado fino, y, como se puede ver, eran piedras de rambla, la más pequeña de cinco centímetros. Los acompañantes del General Abriat, que acudió a inaugurar varias obras, hacían equilibrios para poder andar por ese “alquitranado”.

Una hora después a torear las vaquillas. En la embolada la vaca se rompió un cuerno, al golpear a un carro como el que véis. Hubo que matarla, se repartió la carne y aún tengo en este desván los cuernos que me dieron el tío Rito y el tío Remigio, claro que yo era el hijo del alcalde.

Después de la procesión y los cohetes, que eran bengalas y ruedas que se colocaban en la puerta del Calvario y alguna carcasa, concierto de la Banda de Onda en la plaza.

programaPA

Foto de la Carrera celebrada el Domingo de fiestas, con todo el público con sus mejores galas, hasta la “volcá del xiquet”. A que se ve raro la Murta y el resto de montañas sin un pino, sólo con algarrobos y olivos y lo poco que se ven, todas las huertas trabajadas.

CarreraCiclista56PA

4parpagPA

Procesión del Cristo. En primer lugar y a la derecha del alcalde (mi padre) José Macián, concejal de fiestas y a la izquierda Remigio Marín, teniente-alcalde

5ºParpag56Prensa1956

PROGRAMA DE FIESTAS DE 1.957

Programa muy diferente al del año anterior: es del mismo tamaño, pero esta vez apaisado para que la página central contenga una vista apaisada del skyline de Sueras (linea del horizonte) aquel año y, además tiene un 50% de páginas más.

Portada57PA.jpg.jpeg

Pag1-57PA.jpg.jpeg

Pag2-57PA.jpg.jpeg

Tanto la página anterior como la siguiente eran y son habituales: el saludo del Alcalde y una palabras del Cura Párroco.

Pag3-57PA.jpg.jpeg

Pag4-57PA.jpg

 

Pag5PA-57.jpg

Pag6-57PA.jpg

Artículo de un suerense que cada año volvía a nuestro pueblo en estas fiestas, como muchos otros, pero que el podía opinar al respecto pues fue pieza fundamental en la reconstrucción de la Ermita y su Altar Mayor, así como la construcción de varias peanas, todo ello quemado antes de la guerra civil. Si entonces no quiso poner su nombre no voy a ser yo el que lo ponga ahora, aunque con los datos que he dado, seguro que muchos ya sabéis quien era.

Curiosos anuncios de entonces. La re-inauguración de La Violeta también consta en el programa de fiestas. Aún recuerdo las canciones de Machín que nos amenizaban la entrada y el descanso, entre “lata” y “lata” de la película de turno.

 

Página central con la panorámica de nuestro pueblo, muy distinta de como es en la actualidad. He querido que se vea la unión de las dos fotos que el tío Carlos de Sabadell, aunque en el original no se aprecia el exquisito montaje que hizo al revelarlas, pues eran dos negativos Kodak de paso universal, disparados por la máquina fotográfica sobre un caballete y un disparador a distancia, para que no hubiera el mínimo desplazamiento del objetivo.

Pag9-57PA.jpg

Otro suerense que vivía fuera de nuestro pueblo, esta vez en alguna parroquia cercana.

Pag10-57PA.jpg

 

Pag11-57PA.jpg.jpeg

MiguelJotasPA

Jóvenes joteros en la Ermita. Ese año fui el mayor pero en San Isidro éramos muchos más. De premio unos duros que nos ingresaba la Caja Rural en la libreta de ahorros.

Pag12-57PA.jpg

Pag13-57PA.jpg

Pag14-57PA.jpg

Pag15-57PA.jpg

Contraportada también habitual.

JoterosPA

Las jotas también eran fijas en todas las fiestas de nuestro pueblo, aunque a veces fueran acompañadas por una tenora, instrumento típico catalán que se usaba en una Cobla, pero que mi abuelo José María traía consigo, cuando podía venir de la Bordeta a Sueras, a principios de siglo y a veces en barco, hasta Castellón, Panderola hasta Onda y a pié hasta Sueras.

PROGRAMA DE LAS FIESTAS DE SAN BLAS DE 1.960

Ejemplo de programa dedicado a las fiestas de San Blas, patrono de Sueras. También se dedicaban las fiestas a La Candelaria y a la Cooperativa Agrícola.

Portada60PA

Como podéis observar eran los actos típicos, pero que merecen explicación, para una persona que no sea de Sueras.

1º Exposición de ganado vacuno: Así se llamaba a la entrada de vacas, quizá fuera por lo expuestas que estaban a recibir algún garrotazo o pinchazo de caña.

2º Después de la re-inauguración de La Violeta aparecían en el programa todos los pases de tarde y de noche y yo, como era el hijo del Alcalde, entraba gratis, a veces a ayudarle al tío Juan a cambiar el rollo y poner en su lata, el usado y me llevaba los electrodos usados de carbón.

3º Cabalgata de las antorchas: No, no era una procesión con cirios muy gordos sino que así se hacía referencia al toro embolado. ¡Igual ya había animalistas entonces y con ese nombre y el de la “Exposición de ganado de todos los días” se les despistaba.

4º Como podéis observar tuvo lugar el primer campeonato de “guiñote” y en el recién estrenado “Hogar del Camarada”.

5º Las dos plazas. Eso era un buen recorrido para la procesión: cortito y rápido. ¡Seguro que habrían voluntarios para llevar la peaña, no como ahora!.

6º Casi siempre la fiesta infantil era una cucaña, frente al Bar Español.

7º Los músicos eran amateurs pero no se dejaban nada: Diana, acompañamiento de congrets, conciertos, procesiones diarias, misa Pontifical Perossi y este año, también “Hoc est Corpus meum” a tres voces y, entonces hasta cuatro, pues cantábamos dos niños (Navarret y Miguelito), y, a veces, por la tarde jotas y por la noche hasta baile.

8º No podía faltar una buena suelta de palomos en la “Montanyeta” y una tirada al plato nada más y nada menos que en el Campo Municipal de la Foyeta.

9º Y pastas y vino y vermout con sifón de la Flor de Espadán para acompañar unos buenos berberechos con vinagre y … a por la paella.

Interior60PA

NiñosCucañaPA

Algo de historia de Sueras, que publiqué en un libro de fiestas, cuando fui Presidente de las mismas, junto con su ratificación en 1.342.

– 29 de mayo de 1242. Capitulaciones firmadas entre Jaime I y las aljamas de los sarracenos de la Sierra de Eslida –lugares de Aín, Veo, Xinquer, Pelmes y Çuera

– en las que se estipula que les concede el privilegio de poder conservar sus casas, alquerías o fincas rústicas y disfrute de pastos libres para sus rebaños en su término, permitiendo su explotación, según era costumbre en tiempos de sarracenos. Hec est carta gratie et securitatis quam facit Iacobus, Dei gratia Rex Aragonum, Maioricarum et Valentie, Comitis Barchinone et Urgelli et Dominus Montispesulani, toti aljame sarracenorum qui sunt in Eslida et in Ayn, in Veo, in Sengueir, in Pelmes et Çuera que miserunt se in servitutem suam et devenerunt vassallos suos. Concedit itaque eis quod possideant domos suas et possesiones in omnibus alcareis suis cum omnibus terminis suis, introitibus et exitibus, in regadivo et secano, laboratas et non laboratas, et omnes ortos et plantationes suas et explectent aquas suas, sicut fuit consuetum tempore sarracenorum.

Este documento literario es importantísimo en la medida en que su contenido implicaba la creación del “Cadiazgo” de Eslida, con jurisdicción sobre otros cinco pueblos: “Ayn”, Veo, Jinquer, “Palmas” y Çuera (Suera), y los convertía así en un pequeño Reino Taifa. Este documento originalmente escrito en Latín dice: “Esta es la Carta de Gracia y Seguridad otorgada por Jaime I por la G. de D. Rey de Aragón, Mallorca y Valencia, Conde de Barcelona y Urgell y Sr. De Montispensulari (Montellier) a toda la población de Sarracenos que habitan en Eslida, Aín, Veo, Senguier, Palmas y Çuera, que se redujeron a servidumbre y fueron a parar vasallos suyos. Así les concede:

1º.- Que posean sus casas y posesiones en todos los términos con todos los límites, entradas y salidas, en regadío y secano, arados y no arados y todos sus huertos y plantaciones, y exploten sus aguas como fue costumbre en tiempo de los sarracenos, y las dividan y distribuyan según entre ellos fue costumbre en tiempo de los paganos, y no tiren a los cristianos ni a cualquiera otro de otra religión por causa de habitar en sus términos o territorio sin voluntad de los mismos.

2º.- Ni nadie se oponga a los pastos de los mismos o al ganado, y estén a salvo y seguros de sus personas y cosas, y puedan ir por todos los términos para tratar sus negocios sin oposición de los cristianos; ni que los Alcaydes de los castillos ni sus gentes les impongan los tributos de leña, bestias y agua, ni otra servidumbre de los castillos, ni obren contra el derecho en sus casas, ni en las vides, árboles y frutos, ni prohíban practicar en las mezquitas o hacer oración en aquellos días de ornamento y en sus fiestas y otros días, sino que obren según su Ley y puedan enseñar los libros del Corán y todos los libros de Alá, su Ley y Alcpci como pertenecientes a sus mezquitas. Y los Alcaydes juzguen sus causas según el poder de aquel sarraceno que estará en Eslida, para efecto de casación de particiones y compraventa y todas las otras causas, según Ley de ellos.

3º.- Los sarracenos que quisieran irse de allí, pueden vender sus heredades y casas a los sarracenos que habitan allí mismo, y los agentes no se oponen. Ni por esto, que los sarracenos que habitan allí hagan oposición al Alcayde del castillo y estén seguros en las personas y cosas, y familia e hijos al ir por mar y por tierra; y no hagan fraude sobre sus heredades, excepto del diezmo del trigo, maíz, cebada, mijo, lino y legumbres.

4º.- Los diezmos se pagan en la Era, y dan la mol del horno al hornero en aquella parte que solían dar en los tiempo de los paganos.

5º.- Y cuando quisieran pueden ir a ver a sus parientes donde estuvieran; y los muertos sean enterrados en sus cementerios sin oposición; ni que sean despedidos.

6º.- Y “Calonies” (garantías) sean dadas según su Ley y no den otra hortaliza, a saber: de cepas, calabazas ni otros frutos de la tierra a no ser los supradichos.

7º.- De sus árboles y frutos y parras no dan el diezmo, pero dan el diezmo de las vides y dan asimismo de los ganados, según lo que acostumbra.

8º.- Y los cristianos no sean hospedados en sus casas y heredades salvo que, los sarracenos lo quisieran. Y los cristianos no vayan contra los sarracenos a no ser por mediación del sarraceno que represente la Ley. Y los sarracenos de tales castillos recuperen sus heredades donde estuvieran antes, excepto los de Valencia y Borriana.

9º.- Y de las colmenas y de las cosas pertenecientes a las bestias no se dé nada a no ser el que predice. Y si un sarraceno muriere, su sucesor herede su heredad. Y los sarracenos que quisieran juntarse fuera de la Villa puedan hacerlo sin oposición del Alcayde y servidumbre.

10º.- Y aquellos de Eslida, Ayn, Jinquer, “Palmas” y Çuera (Suera) están exentos durante un año de todas estas cosas a partir del día en que el Sr. Rey otorgó esta Carta. Y acabado el año, se servirán como está establecido más arriba. Y el Sr. Rey recibe a los mismos bajo su dominio y protección.

11º.- Dado a Artana el 29 de mayo del año del Señor en 1.242. Testigos de esta Carta: El Maestro del Templo, Maestro del Hospital, Guillermo de Entenza; Eximio de Focio, Eximio de Pedro, comendador de Alcañiz, Hermano Garcés. Firmado, Jaime I por la Gracia de Dios. Rey de Aragón, Mallorca y Valencia, Conde de Barcelona y Urgell y Señor de Montispensularí, que loamos y concedemos todo lo que se ha dicho como arriba se contiene. Yo , Guillermo, escribano del Sr. Rey, por mandato suyo, lo trascribo el día y año prefijado” (Archivo General del Reino de Valencia, Libro 1º de alienación del Real Patrimonio. Folio 238, colección de documentos, Tomo 18, ps. 55-58).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s