Ya viene el Obispo!!!

“Gloria al Ilustre Señor Obispo de Tortosa ….”. Así comenzaba su himno, que compuso mi padre (en la foto con mi madre, el cura y el obispo, porque, además era el alcalde), y que, no hace mucho, he tenido que entregar copias, pues en aquella zona, por lo visto, aún se interpretaba.

Obispo2PA.jpg

Era el obispo de Tortosa (Ecmo. D. Manuel Moll), ya que Sueras pertenecía a esta Diócesis desde siempre. El cura  era D.Vicente Gómez Vichares. Sabemos que, desde el siglo VIII hasta el siglo XI no hubo obispo, por la invasión musulmana.

Fué el conde de Barcelona Ramón Belenguer IV el que la reconquistó en el año 1148 y le dio la mezquita a un nuevo obispo, que la convirtió en catedral., aunque, posteriormente se construyo una nueva. Tal y como se reconquistaba Castellón, se ampliaba la influencia de las Diócesis, o Tortosa o Seborbe y sus colonos con su idioma y su forma de ser. Así Sueras fué el último pueblo de esta diócesis, rodeado de pueblos castellano parlantes, que pertenecían a Segorbe.

En Sueras siempre ha habido vocaciones. Añado la mayoría de ellas, que he desempolvado, pues las tenía con los recordatorios de Primera Comunión. En otra entrada, a falta de recordatorio, incluiré algo de las dos partituras que conservo de Mn Lapica: una Salve y un Trisagio de 1910, ya que, además, era compositor. También incluyo otra de las fotos del día de la visita del obispo y la de la escolanía, en tiempos de Mosen Amorós (se volvería a morir si levantara la cabeza hoy y viera …).

Siempre ha habido una gran escolanía. Ahora faltan hasta costaleros, hasta el punto que pronto no se podrá ver una procesión, porque ya ha faltado poco para que ocurriera. MonaguillosPA

Detrás: Rogelio, Paco Izquierdo, Miguel Bernardo, ¿?, Pepe Franch, Juan Ramos (Tabaler) y Juan Sorita (Garrofi)

Delante: José Pallarés, Simeón Calatayud, Pedro Pallarés, Miguel Sorribes, Mn Amorós, Francisco Montoliu, Vicente Arrandis, Mateo Izquierdo.

A continuación recuerdos de la Primera Misa o Consagración, comenzando con la de Mn José Serrano Montoliu y su hermana Mª Pura Serrano de Santa Teresa, cuya misa celebró él.

Dos que celebraron el mismo día.

Otro obispo, que había sido discipulo de éste, y al que adaptó el Himno fué al de Solsona, D. Vicente Enrique y Tarancón, por eso de que casaba Tortosa y Solsona. Además a el no le importaba, ya que todo lo había hecho en Tortosa (desde los estudios, hasta ser arcipreste de Vinaroz y Villarreal) donde le llegó el nombramiento, para ser el obispo más joven de España. En ese tiempo, 28 de diciembre del 1.945, fué cuando falleció Mn Lapica, después de 44 años dirigiendo esta parroquia, sintiéndose un suerense mas, ya que su hermana casó con Bernardino Piquer. Su funeral lo ofició el entonces arcipreste de Villarreal D. Vicente Enrique y Tarancón.

Amigo de casa se escapaba a Sueras, en otras visitas pastorales, y si había algo de la Acción Católica. El Cardenal que le plantó cara a Franco y que, en algunos círculos de la Iglesia, se le tachaba de amigo de los rojos. Después de tomar posesión en Solsona, guardó su consagración para hacerla en Burriana y de testigos su hermana y hermano. En 1.950 escribió “El pan nuestro“, homilía donde criticaba el extraperlo, que hacia que en muchas casas se pasara hambre. Consiguió dos cosas: una, que en Lérida y Solsona no se pasara hambre; dos, que Franco y su entorno, no lo pudiera ni ver, hasta tal punto que, en sus memorias y hablando de Mons. Cayetano Cicognani, nuncio del Papa, que acudió a Burriana y que, por ello, figura en esta estampa recordatorio, que guardaba mi madre desde aquel día, dijo:

“No me lo perdonaron. Alguien le pregunto al nuncio Cicognani como yo seguía en Solsona, después de 18 años, y el nuncio respondió: Mira hijo, seguirá allí, hasta que los del Gobierno digieran el pan“.

PicsArt_06-08-05.54.06[1]